CAPILAR

Injertos Capilares

Injertos Capilares en Valencia

La pérdida de pelo es habitual, especialmente en hombres, conforme avanza la edad. Por ello, si te encuentras en esta situación, la técnica de injerto capilar es la solución idónea para combatirla.

¿Tienes alguna duda?

Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantado de atenderte.

El injerto capilar es un procedimiento que consiste en el trasplante de pelo de una zona donante a una zona receptora con el objetivo de combatir la pérdida de pelo avanzada provocada por distintos factores, como la alopecia.

Gracias a la experiencia del equipo de profesionales de la clínica Navarro Viana, en Valencia, conseguimos aportar resultados excelentes a cada paciente, atendiendo de manera completamente personalizada para que el tratamiento se ajuste mejor a sus necesidades.

La pérdida de pelo es un signo adverso habitual del paso del tiempo en las personas. Muchas personas hoy en día padecen de pérdidas capilares debido a diversos factores como enfermedades, por ejemplo, la alopecia. Estos factores se pueden agravar por distintos aspectos como el nivel de estrés frecuente en la sociedad.

Las personas que sufren de pérdida capilar pueden sentirse inseguras y poco cómodas consigo mismas, ya que es este problema es de los aspectos que primero se ven en una persona y puede influir en su autoestima. Para las personas que se encuentren en esta situación, el injerto capilar es el tratamiento idóneo para solucionar este problema y recuperarla seguridad en uno mismo.

Existen diversas técnicas para realizar un injerto capilar, no obstante, hay dos técnicas que son las más populares y solicitadas: la técnica FUE y la técnica FUSS.

Por un lado, la técnica FUE es una técnica mínimamente invasiva, mediante la cual se realiza una extracción de los folículos pilosos sin la necesidad de extraer también el cuero cabelludo. Las unidades capilares se extraen de una zona donante, que se encuentre con abundante pelo, a una zona receptora, que padezca de caída capilar.

Por el otro lado, la técnica FUSS es una técnica mínimamente invasiva similar a la técnica FUE. Consiste en la extracción de las unidades foliculares de forma individual para trasplantarlas en una zona en la que el pelo sea escaso. Este procedimiento no deja cicatrices visibles. Se diferencia de la técnica FUE, en que la técnica FUE extrae los folículos capilares sin la necesidad de extraer también el cuero cabelludo, la técnica FUSS sí que extrae el cuero cabelludo.

Este tratamiento es realmente popular y muy solicitado, ya que es muy común sufrir de pérdidas de cabello. El injerto capilar cuenta con múltiples beneficios para el paciente. Algunos de los principales beneficios son:

–          El injerto capilar te devuelve la seguridad y autoestima al recuperar tu pelo sano y rejuvenecido, habiendo cubierto las zonas en la que era visible la pérdida de pelo.

–          Al consistir en un trasplante del propio pelo del paciente de una zona donante a una receptora, los resultados obtenidos son naturales.

–          Las técnicas para realizar este tratamiento son mínimamente invasivas, por lo que no son agresivas para el cuerpo ni dejan cicatrices visibles.

–          Se trata de un tratamiento completamente indoloro.

–          La recuperación tras un injerto capilar es inmediata pudiendo retomar las actividades rutinarias con completa normalidad.