Cirugía Digestiva

Excelencia y Naturalidad en la Cirugía Plástica

Cirugía de revisión en cirugía bariátrica

La cirugía de revisión es el tratamiento indicado para aquellos pacientes que, tras un procedimiento bariátrico (endoscópico o quirúrgico), no obtienen los resultados esperados.

El paciente postoperado debe seguir las recomendaciones indicadas por los especialistas. No obstante, si a pesar de todas las precauciones, se identifican una pérdida insuficiente de peso, reganancia de peso, no se solucionan las comorbilidades asociadas a la obesidad u otra complicación, es entonces cuando hay que investigar el origen del problema y determinar si es necesario una cirugía de revisión.

¿Quieres que te llamemos para pedir tu cita o solucionar tus dudas?

La cirugía bariátrica se considera como el tratamiento más efectivo para el manejo de la obesidad, debido a que otras intervenciones no quirúrgicas, como las dietas, la modificación de hábitos, o procedimientos endoscópicos no son exitosas a largo plazo. El éxito en cirugía bariátrica se define como la pérdida mínima del 50% del exceso de peso inicial del paciente obeso.

Si los resultados obtenidos después de la cirugía bariátrica no son buenos; entonces, no te angusties porque hay solución.  En primer lugar, lo que haremos será estudiar tu caso cuidadosamente y después de un análisis profundo, podremos determinar qué sucedió. No olvides, que nuestro equipo médico, tiene un amplio conocimiento bariátrico y cuentan con gran experiencia.

La indicación más frecuente de cirugía de revisión es por reganancia de peso a largo plazo. También se indica por complicaciones crónicas del procedimiento primario, como estenosis o reflujo (POSE, EndoSleeve, Plicatura gástrica, Banda gástrica, Gastrectomía vertical o Manga o Sleeve). La incidencia de revisión después del Bypass gástrico se estima alrededor del 5%, y después de la Banda gástrica entre 40-50%.

La cirugía de revisión es un procedimiento técnicamente complejo y está asociado con un incremento en la incidencia de complicaciones, con una tasa de morbilidad entre 12-25%,  un riesgo de complicación mayor al compararlo con el procedimiento bariátrico inicial. El tipo de cirugía que se lleva a cabo depende de las condiciones de los tejidos y del procedimiento previo que se le haya practicado al paciente.

La cirugía de revisión es una cirugía mínimamente invasiva que se realiza por laparoscopia, facilitando una recuperación más rápida mediante un protocolo de rehabilitación multimodal individualizado a cada tipo de paciente.

Pero es imprescindible un plan de educación preoperatorio, recomendaciones dietéticas y del estilo de vida para favorecer el resultado del procedimiento posterior a la cirugía de revisión.

En conclusión, la cirugía de revisión es la solución ante resultados insatisfactorios de un procedimiento bariátrico y nosotros estamos preparados para afrontar esta situación. Entonces, si buscas ayuda porque te fue mal con tu primer procedimiento, no te preocupes, te aseguraremos la mejor opción.

Tipos de Cirugía Bariátrica

El objetivo más importante de cualquier cirugía bariátrica es conseguir una reeducación de los hábitos de vida, para lograr una vida saludable y activa.

La  Gastrectomía vertical, en manga, tubo o Sleeve  gástrico es un procedimiento quirúrgico restrictivo, de pérdida de peso en el que el estómago se reduce a aproximadamente el 15% de su tamaño original, mediante la resección de una gran parte del estómago a lo largo  de la curvatura  mayor y secundariamente se consigue una disminución de la Ghrelina, con ello se facilita el control emocional del hambre.

Está indicada sobretodo, en pacientes con IMC entre 35 y 45, o como cirugía bariátrica de 1er. tiempo en IMC>55.

Como ventajas:

  • El estómago resultante funciona con toda normalidad, permitiendo comer todo tipo de alimentos.
  • Es la técnica más fisiológica y la que aporta mejor calidad de vida, de todas la técnicas actuales.
  • No es necesaria la ingesta de suplementos  vitamínicos.

Sin embargo, los resultados a medio-largo plazo, indican que si el paciente realiza abusos dietéticos continuados, se puede restar eficacia a la cirugía bariátrica, forzando una dilatación del tubo gástrico. En los pocos casos de recuperación del peso perdido, se puede transformar a Bypass Gástrico en Y de Roux o BAGUA, por laparoscopia y con 24 horas de ingreso. También es necesario un control postoperario para descartar la posibilidad de reflujo gastroesofágico, como reganancias ponderales (más frecuente en pacientes con IMC elevados) y podría implicar una segunda intervención, tipo Bypass.

El Bypass gástrico clásico o simplificado, en Y de Roux es un procedimiento quirúrgico de tipo mixto: restrictivo y malabsortivo. Es una técnica quirúrgica segura, eficaz y que más temprano comenzó a ser empleada en EEUU como en algunos países europeos (ya hace más de 30 años), siendo actualmente todavía la técnica gold standard. La cirugía bariátrica consiste en crear un estómago más pequeño, dejando el estómago residual para que cumpla sus funciones endocrinas. Posteriormente, se realiza un Bypass intestinal, con ello se consigue que un tramo de intestino delgado no absorba nutrientes (“asa alimentaria”), la longitud de ese tramo se personaliza según las características de cada paciente.

Está indicado sobretodo, en pacientes con IMC entre >45 y <55, obesidades con reflujo gastroesofágico constatado, cirugía bariátrica de 2º. tiempo y como cirugía bariátrica metabólica en pacientes con IMC>30.

Como ventajas:

  • Hasta ahora es la operación que menos complicaciones presenta a largo plazo.
  • Los pacientes presentan una excelente calidad de vida, sin restricciones, con un buen control del hambre.
  • Es la técnica ideal para pacientes comedores compulsivos, que sufren de atracones.
  • Presenta buenos resultados como cirugía bariátrica metabólica, para tratar a pacientes diabéticos tipo II de difícil control médico.

Sin embargo, pueden ser necesario tratamientos y/o complejos vitamínicos adyuvantes de por vida, por ello es necesario controles anuales. La experiencia demuestra que esto no le resta en absoluto, calidad de vida al paciente.

El Bypass gástrico de una anastomosis (BAGUA) es un nuevo modelo de Bypass, una variante del clásico Bypass Gástrico en Y de Roux, buscando mejores efectos como cirugía bariátrica, siendo ya la técnica de elección en países asiáticos y 3ª a nivel mundial. La cirugía consiste en crear un estómago más pequeño y alargado, dejando el estómago residual para que cumpla sus funciones endocrinas.

Posteriormente se realiza una única anastomosis, incorporando una mayor malabsorción intestinal a expensas del asa biliopancreática, que es medida y ajustada según las características de cada paciente.

Está indicado sobretodo, en pacientes con IMC >45, como cirugía bariátrica de 2º. tiempo y como cirugía bariátrica metabólica en pacientes con IMC>30.

Como ventajas:

  • Proporciona mejores resultados ponderales a largo plazo, porque incorpora una mayor malabsorción intestinal, con lo cual el grado de adelgazamiento es más intenso y mantenido en el tiempo, presentando un gran confort digestivo tras los primeros meses de adaptación intestinal.
  • Se elimina el “asa alimentaria” y por tanto se suprime la segunda anastomosis, sin necesidad de seccionar el intestino ni el mesenterio y por ello se minimizan las complicaciones postoperatorias, manteniendo el acceso endoscópico directo a la única anastomosis entre el estómago residual y el intestino.
  • Presenta mejores resultados como cirugía bariátrica metabólica (al eliminar comorbilidades asociadas, sobre todo de la Diabetes tipo II, la Hipertensión, la Apnea del sueño o el colesterol y los triglicéridos) y como cirugía de 2º tiempo o de Revisión tras otros procedimientos bariátricos (endoscópicos o quirúrgicos).

Sin embargo, como ocurre con el Bypass en Y de Roux, pueden ser necesarios tratamientos y/o complejos vitamínicos adyuvantes de por vida, por ello es necesario controles anuales. La experiencia demuestra que esto no le resta en absoluto, calidad de vida al paciente.

Pide tu Cita: