Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Cirugía Post-Bariátrica

Acelera tu recuperación de la mejor forma.

El PRP es plasma con una alta concentración de plaquetas que contienen una gran cantidad de determinadas proteínas o factores de crecimiento. Estas proteínas pueden iniciar y acelerar la reparación tisular en tendones, músculos y ligamentos, aliviando además la sintomatología del paciente.

¿Para qué se utiliza el PRP?
Su aplicación está asociada a lesiones tendinosas, desgarros musculares o roturas fibrilares, esguinces etc… Asimismo, se utiliza con éxito en lesiones cartilaginosas (p.e. condromalacia rotuliana) y en la osteoartrosis.

¿Cómo se realiza este tratamiento?
Para realizar una inyección de PRP, se procede a extraer una pequeña cantidad de sangre del paciente, que se procesa mediante centrifugación para separar plaquetas, glóbulos blancos y plasma de los glóbulos rojos. La porción rica en plaquetas del plasma se inyecta en la zona de la patología. Este procedimiento se realiza de forma ambulatoria, bajo anestesia local. La mayoría de los pacientes tolera bien la inyección sin apenas dolor. Normalmente el procedimiento lleva 20 a 30 minutos y se realizan 3 infiltraciones, una cada 2-3 semanas.

¿Qué pueden esperar los pacientes después del procedimiento de PRP?
Pueden aparecer molestias o dolor, edema o sensación de rigidez, signos indirectos del proceso inflamatorio y de reparación. Habitualmente administramos AINES para aliviar esta sintomatología. Se puede volver al trabajo y a las actividades cotidianas inmediatamente tras el tratamiento.

¿Cuáles son los beneficios de este procedimiento?
Para muchos pacientes, las inyecciones de plasma rico en plaquetas ofrecen un alivio significativo del dolor y la inflamación. Asimismo, se acorta el periodo de cicatrización, permitiendo una reincorporación más precoz a las actividades laborales y deportivas.

¿Son seguras las inyecciones de PRP?
Como los PRP se obtienen de la sangre propia del paciente, el riesgo de complicaciones es muy bajo. Siempre existe un mínimo riesgo de infección, como en cualquier tipo de inyección o infiltración, pero en la mayoría de los pacientes se lleva a cabo el procedimiento sin problemas.