NUTRICIÓN

Intolerancias

Intolerancias alimentarias | Alergias

Cada vez es más frecuente la aparición de reacciones adversas a ciertos alimentos.

¿Tienes alguna duda?

Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantado de atenderte.

Alergias alimentarias

Las alergias alimentarias tienen distintos grados en clínica, pero en todos ellos es importante mantener una dieta totalmente exenta del alimento para evitar consecuencias mayores y complicaciones, como es el caso de la anafilaxia. Muchas veces no es suficiente conocer el alimento causante de la alergia y eliminarlo. Sino que además es vital aprender a leer e interpretar el etiquetado para no cometer errores, adaptar recetas y aprender a sustituir alimentos para no producir ninguna deficiencia en nuestro organismo derivada de no tomar ciertos alimentos. Además, debemos tener en cuenta y conocer las reacciones cruzadas entre distintos alimentos de distintas familias que contienen un mismo alérgeno, para no correr riesgos. Además, dentro de la familia es importante conocer y aprender las correctas medidas de manipulación en la cocina, para evitar contaminaciones con el alérgeno.

Intolerancias alimentarias

En el caso de las intolerancias alimentarias, el tratamiento inicial también es una dieta exenta de los alimentos a los que se tiene intolerancia. Sin embargo, dependiendo del origen de dicha intolerancia y una vez terminada la fase inicial del tratamiento, se debe estudiar el grado de tolerancia, que es totalmente individual, y reintroducir dicho alimento o grupo de alimentos según tolerancia. De esta forma el paciente aprende a conocer la cantidad de alimento que puede tomar sin sufrir sintomatología, o cómo y con que tomarlo, sin la necesidad de desterrarlo por completo de su alimentación.

Las intolerancias alimentarias más comunes son las de hidratos de carbono, destacando por su frecuencia:

Intolerancia alimentaria a la lactosa
Intolerancia alimentaria a la fructosa

Síntomas

En general cursan con síntomas gastrointestinales en las intolerancias alimentarias molestos que afectan de forma importante a la calidad de vida del paciente:

Distensión o hinchazón abdominal
Cólicos abdominales
Diarrea y flatulencias
Nauseas