La cirugía plástica va en aumento

Las grandes ventajas que se obtienen de la cirugía plástica, no han pasado inadvertidas para millones de personas que ya disfrutan de los modernos avances de esta materia y corrigen las imperfecciones, tanto por gusto, como por salud, de ciertas partes de su cuerpo. La cifra es esclarecedora y se estima, que son cerca de 18 millones de personas las que se han sometido a algún tipo de cirugía estética, mínimamente invasiva en los Estados Unidos.

Los motivos por los cuales se llevan a cabo estas cirugías son variados y van desde la búsqueda de un mayor atractivo físico, hasta otros problemas derivados por la baja autoestima. De esta forma, se entiende que la cirugía plástica ayuda a recuperar la autoestima a todas aquellas personas que cuentan con algún complejo que pueden haber adquirido con el paso de los años.

La cirugía plástica como mejora de la salud mental

De esta forma, se puede entender perfectamente que las personas que se someten a tratamientos de cirugía plástica, mejoran su calidad de vida, debido a que son más felices y se encuentran más a gusto consigo mismas.

Dentro de todas estas cirugías realizadas, la cirugía que se ha llevado a cabo en la mayoría de personas es la del aumento de senos. Cerca de esta, otra de las cirugías más populares es aquella que acaba con los cúmulos de grasa, las liposucciones y algo más alejado de estas, nos encontramos con las cirugías que se atribuyen a la remodelación de la nariz, así como la cirugía de párpados y el tummy tuck.

Como nota curiosa, pese a que el aumento de esta cirugía plástica es evidente, si que se ha notado un descenso en el número de personas que llevan a cabo procedimientos faciales. Sin embargo y para explicar el descenso de estos usuarios, no es que se trate de una insatisfacción con el tratamiento, si no que a día de hoy, existen modernos procedimientos especializados para distintas áreas de la cara y el cuello, sin que haga falta la necesidad de aplicar un lifting completo. De la misma forma, nuevas técnicas como la remodelación de la nariz, son alternativas a la antigua cirugía facial.

Consultas al cirujano

Por otro lado, la mejor forma de poder estar informado acerca de los procedimientos que podemos llevarnos a cabo, pasa por preguntar a nuestro cirujano. De esta forma, se puede dar una mezcolanza entre una serie de tratamientos invasivos y otros menos invasivos, dependiendo de lo que nos vayamos a hacer y por supuesto, dependiendo del estado en que previamente nos encontremos.

De esta forma, un cirujano puede ayudar a las personas a explorar todas las opciones disponibles y que esta, termine por decidir cuales son aquellos que más la interesan, teniendo en cuenta el tipo de procedimiento al que se va a someter y el dinero que cuesta. En definitiva, la cirugía estética ha llegado para hacernos sentir mejor con nosotros mismos y para ello, cuenta con una gran cantidad de métodos que pone a nuestro alcance.

Compartir:

¿Tienes alguna duda?

Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantado de atenderte.

Más entradas