MEDICINA ESTÉTICA

Manchas Corporales

Excelencia y Naturalidad en la Medicina Estética

Manchas en la piel

Consigue eliminar los signos de la edad en la piel, como son las manchas en la piel que van apareciendo, mediante la tecnología láser CO2.

¿Tienes alguna duda?

Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantado de atenderte.

Las manchas en la piel son bastante comunes y se van originando conforme pasa el tiempo. Este tipo de manchas son causadas por una acumulación en una zona determinada de melanina, formando una hiperpigmentación en la piel. Es frecuente que las manchas aparezcan en las zonas de la piel que sufren una exposición a la radiación del sol, por eso es más habitual que surjan en áreas como la cara, el cuello, el escote o los hombros.

En la clínica Navarro Viana, en Valencia, contamos con un equipo de profesionales con gran experiencia que te atenderán de una manera personalizada y utilizamos tecnología láser CO2 de máxima calidad para asegurar resultados excelentes y que el paciente quede completamente satisfecho con las menores molestias posibles.

Las manchas en el cuerpo  van surgiendo a medida que pasa el tiempo debido a diversas causas. Las principales causas que originan estas manchas son:

–          La genética, ya que el color de la piel y el fototipo influyen en la tendencia a que le aparezcan manchas en la piel a una persona.

–          El avance de los años, ya que conforme una persona avanza en edad van  apareciendo símbolos de envejecimiento como lo son estas manchas.

–          La radiación solar es una de las causas que más influye en el surgimiento de este problema. Esto es debido a que muchas personas no utilizan la fotoprotección adecuada y se exponen al sol excesivamente.

–          El fotoenvejecimiento, provocado por factores externos como la contaminación ambiental, independientemente de la edad que uno tenga, influye en gran medida en la aparición de estas manchas.

–          Debido a factores como un embarazo se pueden originar cambios hormonales que favorezcan el surgimiento de manchas en la piel.

Actualmente uno de los tratamientos más populares y eficaces para tratar las manchas en la piel es la técnica del láser CO2.

Este método consiste en emplear, a través de esta tecnología, impulsos de luz con el objetivo de reducir las manchas presentes en la piel. Los impulsos de luz variarán su intensidad dependiendo de la situación de cada paciente como por ejemplo, su tono de piel o el defecto presente en la piel a corregir. A través de esta técnica no solo se consigue reducir las manchas, sino que también reduce las arrugas y poros, tensar la piel y tratar cicatrices, dándole un aspecto rejuvenecido a la piel.

El procedimiento para llevar a cabo este método consta de varios pasos:

–          Antes de comenzar con el tratamiento, se realizará un examen previo exhaustivo de la zona dañada.

–          Una vez finalizado el examen previo, se realizará una limpieza facial, ya que el paciente durante la operación no puede tener maquillajes o cremas en el rostro.

–          Seguidamente, se aplicará la crema anestésica, aunque en ocasiones la crema no será suficiente y será necesario emplear anestesia. La crema anestésica tarda unos minutos en hacer efecto. Una vez pasado el tiempo de espera para que haga efecto se podrá comenzar el tratamiento láser.

–          Durante el tratamiento, el láser actúa a dos niveles, a nivel superficial para reducir las manchas y a nivel profundo para conseguir un efecto de rejuvenecimiento mediante una retracción del colágeno.

Aproximadamente suelen ser necesarias entre 1 y 2 sesiones dependiendo de cada paciente y cada sesión puede llegar a durar hasta 1 hora dependiendo de la zona a tratar.

Este tratamiento es un método aclamado y cuenta con múltiples beneficios:

–          No solo sirve para reducir las manchas en la piel, sino que también reduce las arrugas y poros.

–          Tensa la piel

–          Le da a la piel un aspecto rejuvenecido al estimular la renovación de colágeno.

–          Los resultados se podrán empezar a observar nada más finalizar el tratamiento.

–          Al aplicar anestesia, se trata de un método indoloro.

–          Podrás observar la evolución mediante fotografías que realizaremos previamente a comenzar el tratamiento y posteriormente.

–          Se podrán retomar las actividades rutinarias nada más finalizar el tratamiento.