MEDICINA ESTÉTICA

Rejuvenecimiento de Escote

Excelencia y Naturalidad en la Medicina Estética

Rejuvenecimiento de Escote

Elimina los signos de envejecimiento a través del rejuvenecimiento del escote.

¿Tienes alguna duda?

Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantado de atenderte.

El rejuvenecimiento de escote es un tratamiento o una combinación de tratamientos que tienen por objetivo eliminar los signos adversos del paso de los años.

El escote es una de las zonas del cuerpo en las que el envejecimiento es más visible, ya que se acelera por ser una zona más sensible con una piel más fina y también se debe a la excesiva exposición de radiación que sufre. Sin embargo, habitualmente, es una de las áreas que, a la hora de vestir, más se muestra. Por esto, es importante cuidar la piel en esta zona.

En la clínica Navarro Viana, en Valencia, nuestro equipo de profesionales ponen toda su experiencia y compromiso al servicio del paciente para ofrecerle un trato personalizado y, así, mediante un estudio previo saber determinar cuál es el tratamiento idóneo para satisfacer las necesidades de cada paciente.

El escote es una zona que a la hora de vestir nos gusta lucir y también es de las que sufren un envejecimiento más rápido, debido a que es una zona sensible y suele estar bastante expuesta al sol. Por ello, este tratamiento es idóneo para aquellas personas que presentan manchas o arrugas en esta zona del cuerpo y quieren darle vitalidad al escote, reduciendo los signos de envejecimiento en esta área.

Existen diversas técnicas para lograr darle un aspecto rejuvenecido al escote. Estas técnicas se pueden combinar dependiendo del resultado concreto que busque con cada paciente concreto. Algunos de los tratamientos más populares son:

–          La mesoterapia en el escote, es un tratamiento eficaz. Esta técnica consiste en unas inyecciones intradérmicas, a través de una aguja muy corta y fina, de ácido hialurónico y vitaminas. Mediante este tratamiento conseguirás reducir las marcas de envejecimiento en el escote, devolviéndole su vitalidad. Los resultados no se observan de forma inmediata, sino que se comienzan a observar al cabo de unas tres sesiones.

–          El peeling químico para rejuvenecer el escote es una técnica que consiste en aplicar productos químicos que ayudan a exfoliar la piel y le dan un aspecto renovado. Durante el tratamiento y una vez finalizado será necesario el uso de protección solar, cosméticos para la piel, al igual que mantener la piel bien hidratada.

–          La bioestimulación con factores de crecimiento plaquetario (h4)consiste en la extracción de sangre del paciente que se centrifugará para separar las proteínas. Una vez finalizada la extracción se obtendrá plasma rico en plaquetas que se volverá a introducir en el escote en la zona afectada.

–          Por último, la inyección de colágeno, es una técnica que consiste en aplicar inyecciones en la zona afectada, en este caso el escote, para, de esta manera, impulsar la fabricación natural de fibras de colágeno. Gracias a las inyecciones de colágeno se consigue reafirmar la dermis en el escote.

Las sesiones de estos tratamientos son de corta duración, aproximadamente de unos 30 minutos cada una. Una vez finalizadas las sesiones, se podrá retomar las actividades rutinarias de forma inmediata. No obstante será recomendable evitar una exposición excesiva a la radiación solar o usar protección solar alta. La duración de estos tratamientos suele ser en torno a los seis meses aproximadamente. Estos tratamientos no tienen prácticamente contraindicaciones, tan solo la posibilidad de que aparezca un pequeño hematoma en la zona que durará aproximadamente un día.

Estos tratamientos aportan múltiples beneficios a la piel del paciente en la zona afectada. Algunos de los principales beneficios son:

–          Se reducen las arrugas que se hallan en el escote.

–          Es frecuente que, con el paso del tiempo, aparezcan manchas en el escote. No obstante, gracias a estas técnicas es posible eliminarlas.

–          Ayudan a reafirmar la piel de la zona.

–          Cada sesión dura aproximadamente media hora, por lo que son técnicas que no requieren mucho tiempo para llevarlas a cabo.

–          No requieren hospitalización.

–          Se podrán retomar las actividades rutinarias de forma inmediata, después de cada sesión.