Nanopartículas para mejorar la Liposucción
liposuccion

La experta en Nanomedicina Ada Almutairi se dió cuenta de que las nanopartículas podrían mejorar la liposucción.

Como se muestra en este dibujo, durante NanoLipo, una solución de oro-nanorods se inyecta en el tejido adiposo, donde se difunde. Cuando un rayo láser infrarrojo brilla sobre el tejido, se calienta la nanorods y derrite la grasa, que más tarde se succiona con una aguja.

Ada Almutairi tenía unos kilos que perder y pensó: «Si pudiera fundir esta grasa para ponerme en traje de baño mañana.»

Como experta en nanomedicina, era muy consciente de que las nanopartículas de oro se calientan rápidamente cuando se exponen a la luz infrarroja. Desde principios de la década de 2000, otros en su campo habían estado probando si el calentamiento de estas partículas podría ser utilizado para matar las células cancerosas. Los investigadores estaban haciendo brillar luz láser infrarroja que penetra en los tejidos a través de la piel. Una vez que el haz infrarrojo golpeó las partículas, los electrones en su superficie consiguieron emitir calor suficiente para destruir parte del tejido maligno.

Así que pensó que estas partículas de oro podrían ser utilizadas para fundir y eliminar la grasa.

Cuando regresó de sus vacaciones, lanzó el concepto a su hermano, un cirujano plástico y reconstructivo.

Aunque la liposucción es una técnica bien establecida también tiene margen de mejora. En 2013, encabezó la lista de procedimientos cosméticos quirúrgicos llevados a cabo en los EE.UU. De las cinco cirugías estéticas superiores, la liposucción recibió la calificación más baja de los pacientes. Muchos se quejaron de moretones, largos tiempos de recuperación, y bultos que tiene muchas veces tienen que ser corregidos por un segundo tratamiento.

Los cirujanos tienen varios tipos de liposucción para elegir, pero la mayoría prefieren una versión mecánica llamada liposucción asistida por succión. Durante este procedimiento, el médico inyecta la grasa de una persona con una gran cantidad de solución salina que contiene un anestésico local y un fármaco, tales como epinefrina, para reducir el sangrado. Entonces, una aguja con forma de sorbete con bordes afilados se inserta a través de una incisión, y el cirujano raspa hacia atrás y adelante, rompiendo mecánicamente las células de grasa y chupando fuera del cuerpo.

Uno de los problemas con esa técnica, es que no es selectiva acerca de lo que se elimina. A veces, los tejidos conectivos y los nervios se eliminan también.

El plan consistía en inyectar las nanopartículas en el área grasa, aplicar luz láser infrarroja sobre la zona de una manera controlada, y luego aspirar la grasa derretida y las partículas con una aguja fina. La estrategia mantiene la integridad de los tejidos, debido a que la grasa se funde a menor temperatura que la necesaria para quemar las células del tejido conectivo o nervioso.

Su equipo comenzó a inyectar nanorods oro en mantequilla y en tocino. Con el láser normalmente utilizado para la eliminación del vello, se licuaban las sustancias grasas en un minuto o dos. Con estos estudios de presentaron una patente y luego se dedicó a fundar una compañía para llevar la técnica al mercado. La empresa recién formada continuó con los estudios pre-clínicos.

Los resultados vistos para la liposucción asistida por nanopartículas realizada en animales han sido asombrosos. Normalmente, la liposucción puede tardar entre 45 minutos y dos o tres horas, dependiendo de si se lleva a cabo por un cirujano plástico o un cirujano dermatológico. NanoLipo podría reducir el tiempo operatorio a la mitad y hacer el procedimiento menos traumático.»

Se espera iniciar un ensayo clínico en humanos a finales de este año. Si todo va bien, el producto podría estar en el mercado en 2017.

Compartir:

¿Tienes alguna duda?

Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantado de atenderte.

Más entradas