Rejuvenecimiento de Cuello

Estiramiento de cuello

El rejuvenecimiento del cuello es un procedimiento de cirugía estética que se utiliza para mejorar la apariencia del cuello y reducir los signos de envejecimiento. Con el tiempo, la piel en el cuello puede perder firmeza y elasticidad y puede aparecer arrugada y flácida. El rejuvenecimiento del cuello puede ayudar a mejorar la apariencia de la piel en esta área y a darle un aspecto más joven y saludable.

Existen varios tratamientos de estética disponibles para el rejuvenecimiento del cuello. Estos incluyen la aplicación de ácido hialurónico para rellenar arrugas y líneas finas, el láser para eliminar células muertas de la piel y mejorar la elasticidad, y la cirugía para levantar la piel caída y eliminar el exceso de grasa. El tratamiento en el cuello adecuado dependerá de las necesidades individuales de cada persona.

El postoperatorio del rejuvenecimiento del cuello suele ser breve y puede incluir un período de descanso de uno o dos días, seguido de una semana de reposo en casa. Durante este tiempo, es posible que se experimenten hinchazón y enrojecimiento en la zona tratada, así como dolor leve. También es importante seguir las instrucciones de nuestro cirujano estético sobre el cuidado de la herida y el uso de cremas y lociones para ayudar a reducir la inflamación.

¿Quieres que te llamemos para pedir tu cita?

El rejuvenecimiento de cuello es un tratamiento que consiste en la aplicación de una técnica o combinación de varias técnicas con el objetivo de conseguir lucir el cuello revitalizado y con un aspecto rejuvenecido.

En la clínica Navarro Viana, en Valencia, contamos con un equipo de profesionales que ponen toda su experiencia y su compromiso al servicio de cada paciente ofreciendo un trato personalizado para determinar así cual es el mejor tratamiento para satisfacer las necesidades de cada paciente y así conseguir rejuvenecer el cuello con resultados excelentes.

En la cara se encuentra el músculo platisma, el cual, con los movimientos que hace, para mostrar las expresiones faciales, genera una serie de arrugas en el cuello. Estas arrugas con el paso del tiempo, por el desgaste, van formando la papada. A medida que una persona envejece, en esta zona del cuerpo la piel comienza a colgar y a encontrarse flácida. Esta situación se acelera o se agrava si la persona en cuestión se encuentra en estado de pérdida de peso. Por estos motivos, es posible que el cuello sufra de efectos de envejecimiento de una manera más avanzada que el resto del cuerpo. Las personas que se encuentren en esta situación y no se sientan cómodas con su cuello pueden acudir al rejuvenecimiento de cuello para recuperar un aspecto renovado.

Existen diversas técnicas para rejuvenecer el cuello. Algunas de las principales técnicas para ello son:

–          El tratamiento de rejuvenecimiento de cuello con IPL impulsa la generación de colágeno, lo que ayuda a mantener un cuello con menos poros, arrugas y manchas.

–          La técnica Morpheus8 consiste en estimular la fabricación de colágeno en la dermis mediante una radiofrecuencia bipolar fraccionada. De esta forma se conseguirá ofrecer un cuello rejuvenecido de forma más duradera gracias a la formación de colágeno en la zona.

–          La técnica de factores de crecimiento con plasma rico en plaquetas es una técnica eficaz. Consiste en la extracción de sangre del propio paciente para separar el plasma y volverlo a inyectar en la zona afectada y, de esta forma, conseguir revitalizar la zona del cuello.

–          La mesoterapia es otra técnica posible y popular. Consiste en inyecciones de ácido hialurónico y vitaminas con el objetivo de reducir las manchas causadas por el sol, las arrugas y poros el cuello, al igual que reafirmando la piel de la zona consiguiendo una piel más tersa.

Previamente a aplicar un tratamiento el profesional deberá realizar al paciente una evaluación de la situación y del tipo de piel del paciente para poder determinar cuál es el tratamiento que mejor se ajusta a cada paciente. La duración del tratamiento suele ser entre los 6 y los 8 meses aproximadamente, dependiendo del tipo de técnica que se aplique al paciente.

Estos tratamientos aportan múltiples beneficios a nuestra piel. Algunos de los principales beneficios son:

–          Principalmente, a través de este tratamiento se podrá reducir la papada, que en ocasiones es tan visible y puede generar problemas de seguridad.

–          Reduce las manchas causadas por la exposición al sol, los poros y las arrugas, signos del paso del tiempo en la piel.

–          Le da al cuello, una zona muy visible del cuerpo, un aspecto rejuvenecido.

–          En el caso de que la mandíbula haya perdido definición, mediante este tratamiento se consigue tensar el músculo para redefinirlo.

–          Para aplicar estas técnicas se aplica anestesia local, por lo que no requiere de hospitalización.

–          Tras aplicar el tratamiento se pueden retomar de forma inmediata las actividades rutinarias, aunque es recomendable reposar o evitar realizar sobreesfuerzos.