VASCULAR

Varices sin Cirugía

Varices sin Cirugía en Valencia

En los últimos años, persiguiendo siempre el objetivo de una menor agresividad e invasividad en el tratamiento de las varices, hemos ido desarrollando nuevas técnicas que nos permitan solucionar el problema de las varices sin cirugía, disminuyendo los riesgos y mejorando los resultados estéticos, así como el confort del período postoperatorio.

¿Tienes alguna duda?

Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantado de atenderte.

¿Cómo lo hacemos en la clínica Navarro Viana?

Abordando el problema de las varices con eficacia desde la primera visita.

Principios del tratamiento de varices sin cirugía:

  • Si es posible, intentamos evitar efectuar heridas quirúrgicas (por eso las llamamos varices sin cirugía), de modo que reducimos mucho el potencial riesgo de infección de herida. La forma en la que abordamos las venas es por punción (parecido al simple acto de poner un gotero) y la navegación por dentro de ellas con un catéter (un largo y fino tubito de plástico).
  • Tanto el acceso a la vena como la navegación por ella los realizamos auxiliados por la imagen que nos ofrece el ECO-Doppler: el ecógrafo es nuestros ojos, y nos permite ver exactamente dónde estamos y lo que estamos haciendo.
  • No extraemos la vena enferma del cuerpo (lo cual predispone a la formación de hematomas), sino que la ocluimos, dejándola anulada para que la sangre circule por el resto de las venas, que sí están sanas, y solucionar de este modo el problema.
  • Al disminuir tanto la agresividad de la intervención, nos permite eliminar las varices sin cirugía con anestesia local (y como máximo, en algunos casos asociada a sedación), lo cual también disminuye los riesgos de la propia anestesia.
  • Por último, al simplificarlo todo de este modo, se posibilita que el procedimiento sea ambulatorio, es decir, sin necesidad de ingreso hospitalario. De esta manera, se eliminan las varices bajo anestesia local, con una experiencia muy confortable, y el paciente se marcha a su casa caminando el mismo día. ¡Y listo para reanudar sus actividades habituales y hacer vida normal!

Eliminamos las varices sin cirugía

  • Estas técnicas novedosas son básicamente cuatro: dos que llevamos a cabo por calor (ablación térmica, por láser o por radiofrecuencia), y otras dos que realizamos sin calor (con pegamento, en uno de los procedimientos, y por lesión mecánico-química de la pared de la vena, en el otro). Todas ellas son procedimientos de metodología establecida, llevados a cabo con dispositivos diseñados y proporcionados por los respectivos fabricantes para ese único propósito, y con resultados sólidos y coherentes contrastados en estudios internacionales, en muchos pacientes intervenidos y con largos períodos de seguimiento.

    En resumen: estas técnicas nos ofrecen toda la eficacia pero también toda la seguridad que buscamos en la eliminación de varices sin cirugía, pero con mayor confort que un tratamiento quirúrgico clásico (cirugía de varices).