CIRUGÍAS

Cirugía de orejas

Excelencia y Naturalidad en la Cirugía Plástica

Otoplastia en Valencia

Corrección de las deformidades y el despegamiento excesivo de las orejas, ubicándolas en el plano correcto y proporcionando la forma adecuada (en niños a partir de los 7 años).

La cirugía estética y reconstructiva del oído externo se realiza a menudo para reparar defectos cosméticos o resultantes de una lesión. El procedimiento más común es la otoplastia, que se realiza para corregir las orejas prominentes en los niños y adultos. El objetivo de este tipo de cirugía es mejorar tanto el aspecto funcional como estético de las orejas. Con frecuencia, el trauma psicológico está asociado con tales características.

¿Quieres que te llamemos para pedir tu cita o solucionar tus dudas?

La cirugía de orejas u otoplastia es la cirugía que se realiza para reposicionar las orejas prominentes o «en soplillo» a una posición más normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las orejas grandes. Las orejas han crecido casi completamente a los 4 años, así que cuanto antes se realice la cirugía, menor será el ridículo que pase el niño en el colegio. Si usted o su hijo está considerando la posibilidad de someterse a una otoplastia, obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar.

Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico.

Una otoplastia en la Clínica Navarro Viana suele durar entre 1 y 2 horas, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo. La técnica empleada dependerá del problema concreto. Generalmente se realiza una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja para exponer el cartílago auricular. En ocasiones, puede ser necesario extirpar una parte del cartílago para obtener una oreja más natural.

Datos del procedimiento de otoplastia:

  • Este procedimiento se realiza para mejorar la apariencia y función del oído externo
  • La otoplastia es segura y eficaz
  • Esta cirugía puede mejorar la autoestima de las personas

Debes discutir libremente con tu médico tus inquietudes y expectativas en relación a la cirugía. A su vez, tu cirujano dejara claras sus recomendaciones y cualquier limitación particular establecida por la estructura preoperatoria de tus oídos, cara y piel. Por lo general, se tomarán fotografías preoperatorias y posoperatorias para ayudar con la planificación preoperatoria y para documentar los resultados posoperatorios.

Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico.

Una otoplastia en la Clínica Navarro Viana suele durar entre 1 y 2 horas, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo. La técnica empleada dependerá del problema concreto. Generalmente se realiza una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja para exponer el cartílago auricular. En ocasiones, puede ser necesario extirpar una parte del cartílago para obtener una oreja más natural.

  • Aumento de orejas. Algunas personas pueden tener orejas pequeñas u orejas que no se han desarrollado por completo. En estos casos, es posible que quieran someterse a una otoplastia para aumentar el tamaño de su oído externo.
  • Fijación de orejas. Este tipo de otoplastia implica acercar las orejas a la cabeza. Se realiza en personas cuyas orejas sobresalen prominentemente de los lados de la cabeza.
  • Reducción de orejas. La macrotia es cuando las orejas son más grandes de lo normal. Las personas con macrotia pueden optar por una otoplastia para reducir el tamaño de sus orejas.

La otoplastia se usa generalmente para orejas que:

  • Sobresalen de la cabeza
  • Son más grandes o más pequeñas de lo normal
  • Tienen una forma anormal debido a una lesión, trauma o un problema estructural desde el nacimiento

Además, es posible que algunas personas ya se hayan sometido a una otoplastia y no estén satisfechas con los resultados. Debido a esto, pueden optar por someterse a otro procedimiento.

Los buenos candidatos para la otoplastia incluyen aquellos que:

  • Gozan de buena salud en general. Tener una afección subyacente puede aumentar el riesgo de complicaciones o afectar la curación.
  • No fuman. Fumar puede disminuir el flujo sanguíneo al área, retrasando el proceso de curación.

La oreja tiene una forma completa al nacer. A los tres años, la oreja tiene casi el 85% del tamaño de un adulto. A los cinco o seis años, casi se alcanza el tamaño adulto. El aumento adicional de tamaño con el envejecimiento se debe al alargamiento del lóbulo de la oreja y no al crecimiento real. Por lo tanto, la mejor edad para la otoplastia es después de que se alcanza el tamaño de la oreja del adulto, es decir, después de los cinco años.

En la mayoría de las situaciones, la cirugía se realiza de forma ambulatoria en una clínica.

Elige siempre un cirujano plástico certificado como los de Clínica Navarro Viana para tu otoplastia.

Antes de someterte a tu procedimiento, deberás realizar una consulta preoperatoria con tu cirujano plástico. Después, se seguirá el siguiente procedimiento:

  • Revisión de tu historia clínica. Debes estar preparado para responder preguntas sobre los medicamentos que estás tomando, cirugías pasadas y cualquier condición médica actual o previa.
  • Examen físico. Tu cirujano plástico evaluará la forma, el tamaño y la ubicación de tus orejas. También puede tomar medidas o fotografías.
  • Discusión. Esto incluye hablar sobre el procedimiento en sí, los riesgos asociados y los costos potenciales. Tu cirujano plástico también querrá conocer tus expectativas para el procedimiento.
  • Preguntas. No tengas miedo de hacer preguntas si algo no está claro o si sientes que necesitas más información. También se recomienda hacer preguntas sobre las calificaciones y los años de experiencia de tu cirujano.

En la sala de operaciones, el anestesiólogo usualmente usará una mezcla de gas y medicamentos intravenosos para ponerte a dormir mientras se realiza el acto quirúrgico. Durante el procedimiento, se te controlará continuamente, incluidos la presión arterial, el pulso, la saturación de oxígeno (oxímetro de pulso) y el ritmo cardíaco (EKG). El equipo quirúrgico está preparado para cualquier emergencia. Además del cirujano y el anestesiólogo, habrá una enfermera y un técnico quirúrgico en la sala.

La técnica quirúrgica específica que se utilice dependerá del tipo de otoplastia que se esté realizando. En términos generales, la otoplastia implica:

  • Hacer una incisión, ya sea en la parte posterior de la oreja o dentro de los pliegues de la oreja
  • Manipular el tejido de la oreja, que puede incluir la extracción de cartílago o piel, doblar y dar forma al cartílago con puntos de sutura permanentes o injertar cartílago en la oreja
  • Cerrar las incisiones con puntos

Dependiendo de lo que se requiera y de si también te someterás o no a procedimientos adicionales, la cirugía puede tomar más o menos tiempo. Por lo general, tu médico irá a la sala de espera para hablar con tus familiares o amigos una vez que estés en la sala de recuperación.

Después de la cirugía, te llevarán a la sala de recuperación donde un enfermero te cuidará. Podrás irte a casa el mismo día de la cirugía una vez que te hayas recuperado por completo de la anestesia. Esto suele tardar varias horas.

Necesitarás que un amigo o familiar te recoja del centro quirúrgico y te lleve a casa. Cuando llegues a casa desde el centro quirúrgico, debe irte a la cama y descansar con la cabeza elevada sobre 2-3 almohadas. Al mantener la cabeza elevada por encima del corazón, se disminuye el edema y la hinchazón.

Te recetarán antibióticos después de la cirugía. También te prescribirán algún tipo de analgésico (generalmente ibuprofeno). Si tienes alguna pregunta o sientes que estás desarrollando una reacción a alguno de estos medicamentos, debes consultar a tu médico. No debes tomar ningún otro medicamento, ya sea recetado o de venta libre, a menos que lo hayas discutido con tu médico.

Tu cirugía se realizará de forma segura y con cuidado para obtener los mejores resultados posibles. Se han informado las siguientes complicaciones en la literatura médica. Esta lista no pretende incluir todas las posibles complicaciones. Están aquí solo para tu información, no para asustarte.

  • Infección de la piel o del cartílago (condritis) del oído
  • Sangrado o formación de hematomas
  • Un resultado cosmético o funcional que no cumple con tus expectativas. Un resultado desfavorable puede ocurrir en cualquier momento después de la cirugía e incluye corrección inadecuada, recurrencia, distorsiones del contorno o corrección asimétrica, todo lo cual puede requerir cirugía secundaria
  • Entumecimiento temporal o permanente de la piel del oído o del rostro
  • Formación de cicatrices o queloides, que es un crecimiento excesivo de tejido cicatricial
  • Dolor prolongado, deterioro de la cicatrización y necesidad de hospitalización
  • Estrechamiento del canal auditivo externo
  • Extrusión de suturas. Cuando se usan suturas permanentes para mantener la forma, pueden hacerse evidentes a través de la piel y eventualmente requerir su remoción
  • Si la cirugía se realiza debido a un tumor, puede haber recurrencia del tumor y la necesidad de cirugía adicional u otras modalidades terapéuticas, incluida la radioterapia o la quimioterapia.

Indicaciones de la cirugía de orejas:

– Anestesia: local y/o con sedación.
– Duración intervención: De 1 a 2 horas.
– Hospitalización: En condiciones normales NO. Siempre ambulatorio.
– Resultados: aunque se ven de inmediato, los definitivos entre 1-3 meses.
– Quirófano propio en Valencia

Pide tu Cita: